Feeds RSS
Feeds RSS

jueves, 22 de febrero de 2007

Federico y Tomás

Era un día de sol. Lucas tenía la tarde libre y muchas ganas de jugar a la pelota en
la calle. Llamó a sus amigos y empezaron a jugar.
Lucas tiró la pelota a una casa abandonada fuera de la ciudad. La casa tenía un patio gigante.
De repente vieron una nave espacial y todos se desmayaron. Cuando despertaron estaban en ella. Empezaron a flotar en una bola de metal. Cuando los extraterrestres los bajaron a la Tierra Lucas empezó a volar y a tener super fuerza.
Y sus amigos también tenían poderes, entonces se eligieron estos nombres: Lucas Superman y el mejor de sus amigos Barba.
Finalmente, los dos amigos se despidieron del grupo y volvieron a su casa, luego de prometerse que guardarían el secreto para siempre.

1 comentarios: