Feeds RSS
Feeds RSS

jueves, 22 de febrero de 2007

Carolina

Era un día de sol. Lucas tenía la tarde libre y muchas ganas de jugar a la pelota entonces llamó a sus amigos y se fueron a la cancha.
Lucas metió 3 goles y su amigo Diego 19. Lucas se lastimó y le sangraba la pierna, vinieron los médicos y dijeron que era un problema grave.
Diego se sentía culpable. La mamá le dijo:
-No te sientas así. La mamá de Diego le pregunto a la de Lucas si podían hablar con él.
-No (le contestó), dejalo que descanse, hoy tuvo un día largo.
Luego de algunas horas Diego entró y le dijo:
-Lucas andate, desde ahora no quiero ser más tu amigo ¿sabes lo que me hiciste? por si no te enteraste me lastimaste y ahora no puedo jugar al fútbol.
-Perdón ¿me perdonás?
Y así volvieon a jugar . Finalmente, los dos amigos se despidieron y volvieron a sus casas.

1 comentarios: