Feeds RSS
Feeds RSS

martes, 28 de agosto de 2012

Historias de abuela

1er. año

Proyecto: "La escuela, el barrio y la familia"

Pasamos una linda mañana con Graciela, la abuela de Juanita. Teníamos muchas preguntas que preparamos con la seño, para saber cómo eran las cosas cuando era chiquita…

Quisimos saber acerca de su escuela…

La abuela nos contó que tenía una maestra que se llamaba Ana María. También nos contó que su escuela era chiquita, pero que tenía un gran patio y allí había hamacas y un juego que se llamaba “la ola”, que consistía en una columna de metal, que tenía una especie de brazos. En la punta de cada brazo había un asiento, los chicos corrían a ver quién llegaba primero para quedarse con uno de los lugares y girar en la ola.
Nos contó que vivía en un pueblito que se llama Aluminé y que queda en la provincia de Neuquén. El pueblo está a orillas de un río, que también se llama Aluminé. Era un pueblo chiquito y casi todos se conocían y todos eran amigos. En su colegio había chicos de una comunidad mapuche, uno de los pueblos originarios.

Como en el lugar donde vivían, hacía mucho frío, había días en los que no podían ir a la escuela y se aburrían y se ponían tristes, porque les gustaba ir al colegio y se divertían mucho.

En su casa de Aluminé, había una “estufa económica”, que además de servirles para cocinar o calentar la comida, les servía como calefacción. Era a leña, porque en aquellos tiempos no había gas todavía.

Tampoco existían los teléfonos celulares. Muy poca gente tenía teléfono en su casa. El vecino o la vecina que sí tenía teléfono les avisaba si alguien necesitaba comunicarse con ellos.

Los útiles escolares había que mandarlos a pedir a Buenos Aires, porque en Aluminé no había. Escribían en un cuaderno, con lápiz. Recién en 3° grado comenzaban a escribir con tinta.

Para los actos escolares: 25 de Mayo, 9 de Julio, hacían desfiles. Todos los alumnos de todas las escuelas, desfilaban en la estación.

En su casa criaban gallinas. Andaban a caballo.
Existían los autos, las camionetas, los camiones… pero eran mucho más grandes que los que hay ahora.
Aún hoy conserva a algunas de sus amigas de la infancia.
Le encantaba andar en bici. Se juntaban en terrenos baldíos para jugar.
Como su papá era gendarme, se mudaron a Don Bosco, un barrio de Quilmes. También allí había un río cerquita.
En casa, escuchaba por radio la serie “Tarzán”.

Visita de la abuela de Juanita 

0 comentarios: